¿Cuáles son los errores más comunes que se cometen con una regleta?

La utilidad de una regleta radica en que permite conectar varios aparatos para encontrar energía. Sin embargo, poca gente se pregunta cuáles son los límites de una regleta. En otras palabras, ¿cuáles son nuestras acciones que van en detrimento de la vida de este instrumento? Sigue los tres errores más comunes cuando se trata de regletas de enchufes.

Conectar dispositivos demasiado potentes

Los usuarios suelen tener la costumbre de pensar que cuanto menos potentes sean los aparatos enchufados directamente, más seguros estarán, y prefieren utilizar una regleta para ello. Aquí es donde radica el primer error, algunas personas lo llevan al extremo enchufando generadores o lavadoras. El peor error es conectarlos todos al mismo tiempo y hacerlos funcionar. Este es el mejor método para hacer que su ayudante abandone el fantasma y al mismo tiempo crear algunos inconvenientes a los objetos conectados.

Utilizar una vieja regleta de enchufes

Basta con ver una vieja regleta que funcione para pensar que servirá. En el fondo, todos pensamos que si todavía funciona, debe ser muy fuerte. Si es tan fuerte, entonces es más potente que los nuevos aparatos que se estropean al primer corte de luz. Sin embargo, acabamos de cometer nuestro segundo error, que podría resultar fatal para nuestros instrumentos. Además, los nuevos aparatos tienen fusibles o dispositivos de seguridad que solucionan algunos de los problemas que acabaron con las antiguas regletas.

No darle nueva vida

A menudo, la regleta es uno de esos instrumentos que no consideramos importantes, pero no solemos reparar en ella. Sin embargo, es un instrumento que necesita cuidados para prolongar su vida, cuando su propietario sigue los otros errores para evitar matar este aparato. Así, sería necesario tomarse la molestia de limpiar el polvo que se acumula con el tiempo a través de las aberturas. Este depósito es bastante destructivo para la regleta, y contribuye a los diversos cortocircuitos y fallos de funcionamiento. Para limpiarlo, basta con no utilizar productos químicos, sino simplemente un paño sin agua también.